Aprende las claves para elegir el mejor procesador para tu ordenador

Estamos en 2020 y el nivel que han alcanzado algunos procesadores era impensable hace algunos años. Por tal motivo, conviene aprender las claves para elegir el mejor procesador para tu ordenador. En este caso, dependerá del uso que le vayamos a dar por lo que haremos distinciones al respecto. Claves para elegir el mejor procesador […]
Techlosofy.com

Estamos en 2020 y el nivel que han alcanzado algunos procesadores era impensable hace algunos años. Por tal motivo, conviene aprender las claves para elegir el mejor procesador para tu ordenador. En este caso, dependerá del uso que le vayamos a dar por lo que haremos distinciones al respecto.

Claves para elegir el mejor procesador para tu ordenador

Las claves para elegir el mejor procesador para tu ordenador dependen de varios elementos. Desde las compatibilidades, al presupuesto del que dispongamos, pasando por el rendimiento que le pidamos. Obviamente, no es lo mismo usar el ordenador para mirar el correo y las redes sociales, que para jugar 14 horas al día con él.

Precisamente por esto son importantes las claves para elegir el mejor procesador para tu ordenador. Por un lado, no merece la pena tener un procesador top si no le vamos a exprimir todo su rendimiento, y al contrario, no contar con un procesador que no llegue a darnos lo que requerimos de potencia.

Y es que el procesador es clave en cualquier ordenador, pues es el elemento que abastece de datos al resto de componentes. Especialmente complicada es la relación con la tarjeta gráfica, a la que debemos tener también en cuenta a la hora de comprar el procesador, sobre todo para que sean lo más compatibles posible.

Elementos a tener en cuenta para elegir el mejor procesador

A la hora de elegir un procesador u otro, debemos considerar determinados elementos que marcarán el uso que le daremos al mismo. Estos son los elementos a tener en cuenta para elegir el mejor procesador:

  • IPC – El IPC se usa para valorar el rendimiento bruto que ofrece un procesador por cada núcleo activo y es un elemento indispensable que debemos tener en cuenta. Y es que si el IPC del procesador que compremos es bajo, habrá aplicaciones que no pueda cargar con fluidez. Especialmente importante es el IPC a la hora de jugar. No obstante, el IPC debe estar en consonancia con otros elementos como los núcleos o la plataforma
  • Plataforma – En este caso, Intel y AMD son valores seguros. Tienen plataformas de calidad y potentes que además son compatibles con casi cualquier procesador
  • Núcleos – A día de hoy, si vamos a usar el ordenador a nivel usuario, para mail, Internet y ofimática, nos valdría con un procesador de dos núcleos y cuatro hilos. Si necesitamos más potencia, el mínimo serían seis núcleos.

Procesadores Intel

A día de hoy, Intel está a la cabeza en el diseño de procesadores a todos los niveles. Con la ventaja de contar, además, con un catálogo amplísimo de procesadores para todos los usuarios. No obstante, Intel tiene en el mercado estas arquitecturas:

  • Skylake – Disponible en configuraciones de hasta 4 núcleos y 8 hilos en la serie Core 6000 y 18 núcleos y 36 hilos en Core 7000-9000 Extreme. Su IPC es alto y está fabricada en 14 nm
  • Kaby Lake – Es la arquitectura de la serie Core 7000 y eleva el nivel del IPC de Skylake. Fabricada en 14 nm+, su máximo está en 4 núcleos y 8 hilos
  • Coffee Lake – Coincide en IPC con Kaby Lake pero está fabricada en 14 nm++ y se usa en procesadores Core 8000 de hasta 6 núcleos y 12 hilos
  • Coffee Lake Refresh – También mantiene el IPC de las arquitecturas previas y su fabricación en 14 nm++ pero se monta en procesadores Core 9000 de 8 núcleos y 16 hilos.

Si tienes claro que tu procesador va a ser Intel porque confías en el fabricante que conoces y porque te la han recomendado, hay otro elemento clave que debes tener en cuenta: la letra que acompaña al procesador y su significado.

  • K – Si el procesador lleva la letra K, significa que el procesador permite overclock. Eso sí, para ello requieres de una placa base con chipset serie Z.
  • F – Si la letra incluida es la F, significa que la GPU integrada no es funcional o, directamente, que no tiene.
  • T – La letra T en el nombre del procesador supone que es de bajo consumo. Eso sí, también supone un rendimiento menor
  • X – XE – Tanto una como otra sirven para señalar la serie Extrema de Intel (HEDT)

Procesadores AMD

En paralelo con Intel, AMD sería la otra gran alternativa del mercado. Estas son las arquitecturas que ofrecen los procesadores AMD

  • Zen – Esta arquitectura está fabricada en proceso de 14 nm y tiene un IPC alto que oscila entre los 8 y 16 núcleos y 16 y 32 hilos. Se monta en estos procesadores
    • Ryzen 1000
    • Threadripper 1000
    • APUs Ryzen 2000
  • Zen+ – Con un IPC algo superior al Zen, cuenta con soporte de memoria de altas frecuencias, oscila entre 8 y 32 núcleos y 16 y 64 hilos, dependiendo del procesador en el que se monte. Su fabricación es en proceso de 14 nm+
    • Ryzen 2000
    • Threadripper 2000
    • APUs Ryzen 3000
  • Zen 2 – El Zen 2 es la joya actual de la corona. Se trata de una arquitectura fabricada en proceso de 7 nm y que mejora sobremanera el IPC, tanto los de AMD como los más potentes de Intel. Está en disposición de llegar a 64 núcleos y 128 hilos, aunque ahora mismo se queda en 16 núcleos y 32 hilos
    • Ryzen 3000
    • Threadripper 3000
    • APUs Ryzen 4000

Al igual que pasa con Intel, en AMD debemos tener en cuenta las nomenclaturas de los procesadores y prestar atención a sus letras

  • X – La letra X acompaña a los procesadores Ryzen para indicar que sus frecuencias de trabajo son mayores pero mantienen el número de núcleos e hilos. En los procesadores más potentes, como el Ryzen 5 3500X, la X señala que la caché es superior en este modelo que en el original: Ryzen 5 3500
  • WX – Aparece en los procesadores Threadripper para señalar que el número de núcleos es elevado y, por tanto, está en disposición de soportar juegos o aplicaciones profesionales que requieran un elevado trabajo de paralelizado

Precios de los mejores procesadores

Así las cosas, los precios de los mejores procesadores pueden oscilar entre los 50 euros que valen los más asequibles (AMD Ryzen 3 1200), hasta los 550 euros a los que sube el AMD Ryzen 9 3900X de última generación.

Entre medias, todo un abanico de procesadores con precios para todos los bolsillos y necesidades. Tan sólo hay que encontrar el que mejor se adapte a lo que buscas

También te puede interesar:

También te puede interesar