Escrito por

¿Qué es un hosting web y para qué sirve?

En el momento en el que uno decide tener su propio hueco en la red y crear su página web, es muy probable que comience a escuchar palabras que para él no tienen ningún sentido. En este artículo te vamos a contar qué es un hosting, para qué sirve y cuáles son los tipos de hosting entre los que puedes elegir.

 

¿Qué es un hosting web?

La definición más rápida y simple sería decir que el hosting es un alojamiento web que posibilita que cualquier persona pueda ver la página que uno ha creado. Esta breve definición hay que ir matizándola con esos detalles que realmente nos permitirán conocer la importancia de un hosting web.

Probablemente habrás escuchado hablar de hosting, alojamiento, hosting web, web hosting, hospedaje web, webhost… Cuando uno está comenzando, todo esto le puede sonar a chino o pensar que son términos diferentes, cuando en realidad son diferentes formas de hablar de un hosting web o alojamiento web.

Los profesionales describen el hosting como un alojamiento, un espacio donde se almacenan todos los datos de dicha web. El símil más sencillo sería comparar el hosting con el disco duro del ordenador, teniendo en cuenta que el hosting siempre tiene que estar encendido las 24 horas para que cualquier persona, en cualquier parte y a cualquier hora pueda acceder a él.

A su vez, el hosting se tiene que almacenar en algún sitio, en este caso es el servidor, de ahí que alguna vez hayas escuchado que “el servidor está caído” y resulta imposible de acceder a la página web porque si el servidor cae, el hosting se apaga y la web no está disponible. Esto implica que el hosting requiere de una conexión a la red que va más allá de lo doméstico, necesita una conexión con un ancho de banda más amplio para que pueda estar la web operativa en todo momento y con mayor capacidad de visitas.

Tipos de servidores

Hay diferentes tipos de servidores en función de cuál es el nivel de organización dentro del servidor, o lo que es lo mismo, podrás contratar un tipo de hosting u otro en función del tipo de web que quieras crear, pues no es lo mismo crear un blog personal que toda una red de blogs o crear una tienda online.

Las opciones disponibles son: Hosting compartido o shared hosting (el más común y el más económico), Hosting dedicado o servidor dedicado, Hosting elástico o elastic sites, VPS o Servidor Virtual Privado, Cloud hosting o hosting en la nube.

La mejor recomendación que podemos hacerte es que consultes con especialistas del sector para que puedan guiarte en este proceso, o bien investigues en la red para conocer cuál es el hosting más adecuado para el proyecto que quieres llevar a cabo.

¿Para qué sirve el hosting?

Teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, el alojamiento web resulta imprescindible para poder almacenar y alojar tu web dentro del mundo de internet, activa durante 24 horas y accesible a alta velocidad desde cualquier parte.

Lo que comúnmente se hace es alquilar un servicio de hosting para asegurarse de que siempre esté disponible la web y que el coste no sea elevadísimo e inabarcable para uno. Estas empresas de hosting las podéis encontrar fácilmente por la red o consultando con especialistas; éstas cuentan con sistemas de seguridad avanzados, conexiones a la red seguras y los errores en su servicio han de ser mínimos.

Para que puedas conocer algunos precios y comparar, el hosting de Raiola Networks para los hosting compartidos de alta velocidad (cuentan con LiteSpeed como servidor) varía desde los 5,95 euros al mes para su propuesta de hosting de inicio -alojar un único dominio- a 11,95 euros al mes en su hosting SSD Pro -alojar hasta 30 dominios-.