UP

-     Escrito por jesusredondo

Qué es una licencia Software

Allá por los años 80, las empresas de tecnología empezaban a asomar la cabeza, con equipos del tamaño de un coche e ideas locas que parecían sacadas de un libro de Julio Verne. Tres décadas más tardes, estos locos maravillosos dominan el mundo. Hoy en día, la realidad no se entiende sin la informática y, como todo el mundo sabe, la informática no se entiende sin software, es decir, lo que hace que todo funcione.

El problema con que se ha encontrado el software con el paso de los años y la falsa universalización del todo es gratis en Internet, es que la realidad es bien distinta. Es más, a la hora de utilizar un software, el usuario está sellando un contrato tácito y vinculante con el programador que lo ha desarrollado y que le obliga a cumplir ciertos requisitos, a la vez que le faculta para disponer del producto que ha adquirido gracias a su creador. Tan sencillo y tan complicado a la vez.

Por tal motivo, y para no dejar lugar a demasiadas dudas, hoy te vamos a mostrar qué es una licencia software.

Qué es una licencia software

La licencia software es una suerte de acuerdo firmado y conforme que se sella entre el creador del software y el usuario del mismo. Un acuerdo firmado en el que ambas partes deben cumplir lo acordado. En el caso del usuario, por ejemplo, las cláusulas más relevantes son las que se refieren a copia, modificación o limitaciones de uso del producto.

Y es que el segmento de las licencias de software es más complicado de lo que pudiera parecer a priori. La propiedad intelectual de este tipo de productos surge del código fuente y, en muchos casos, es fácil acceder al mismo para hacer un uso ilícito. Por tal motivo, nacen las licencias de software con carácter comercial. Su objetivo es, además de sacar unos pingües beneficios, crear un vínculo de confianza entre distribuidores y clientes.

Tipos de licencia software

¿Qué tipos de licencia software hay ahora mismo en el mercado? Muchos más de los que puedes llegar a imaginar.

Software Libre

Como su propio nombre indica, es un software libre para ser usado, copiado, distribuido o dispuesto de la forma que crea conveniente el usuario. Es más, si quiere, también tiene potestad para modificarlo a su gusto, pues el código fuente es abierto. Eso sí, es importante conocer la diferencia entre un software libre y un software gratuito. No es lo mismo. Hay algunas licencias sin coste alguno que no permiten su distribución o su modificación.

Copyleft

Si el copyright busca garantizar el derecho de autor, impidiendo que un usuario disponga de un programa a su antojo, o lo modifique o lo redistribuya, el caso del copyleft es lo contrario, pero con matices. Es decir, una licencia copyleft especifica de forma detallada y muy concreta, los supuestos en los que un software puede ser copiado, modificado o redistribuido. Tan sencillo como cumplir los requisitos que pide y disponer de ello.

GPL (General Public License)

La Licencia Pública General (GPL) es una de las más recurrentes. También se la conoce como GNU GPL. Esta licencia permite que el software sea distribuido, modificado o copiado libremente, pero a condición de que el desarrollador mantenga sus derechos como propietario y creador del mismo. Es más, cuando este software sea modificado, los derechos del nuevo producto, los mantendrá el creador original.

Eso sí, la ventaja es que todo programa con licencia GPL tiene la obligación de ser abierto y estar disponible para un uso ilimitado de todo el que quiera disponer de él.

AGPL

Es una derivación de la licencia GPL. En este caso, la licencia AGPL acarrea la obligación de que el software sea distribuido de forma libre.

Licencia BSD

Es una de las licencias más laxas en el pliego de condiciones impuestas al usuario. Básicamente, se puede hacer lo que se quiera con el software, sin dar mayor explicación. Otro desarrollador puede modificar el código fuente, comerciar con él y no tiene ninguna obligación de hacer mención alguna al original. También permite ser comercializado y obtener beneficios por la modificación realizada.

Apache

Una licencia software Apache permite usar, modificar y distribuir una versión del mismo, siempre y cuando mantener el copyright y el disclaimer. Eso sí, no es necesario que las versiones posteriores dispongan de la licencia original o que sean distribuidas libremente, tan sólo reseñar el código fuente original, indicado en la licencia Apache. Además, el desarrollador está obligado a adjuntar dos archivos en el nuevo software: uno con la copia de la licencia y otro con las condiciones indicadas en el software primaria que se ha utilizado.

Debian

También conocido como DFSG (Debian Free Software Guidelines) es una licencia que obliga al desarrollador a cumplir una serie de requisitos indispensables para poder disponer del software. Para empezar, es obligatorio publicar el código fuente si se va a redistribuir libremente, así como el permiso para que el nuevo contenido también pueda ser redistribuido. Independientemente de las modificaciones posteriores, todas podrán ser redistribuidas con la licencia original.

A pesar de todo, si el código fuente se modifica, el desarrollador original, puede poner restricciones a la redistribución. Por otro lado, las licencias derivadas no pueden ser discriminatorias ni excluyentes. Deben permitir su uso a cualquiera que lo demande. Por último, los derechos otorgados nunca dependerán de donde estén siendo utilizados, y tampoco se utilizarán para contaminar otra licencia.

Software Semi-libre

Como el nombre indica, es una licencia con libertado contenida. No es libre pero sí se puede copiar, modificar, usar y distribuir. Así que ojito con lo que haces…

Freeware

En este caso, se usa para licencias que pueden ser redistribuidas pero no modificadas, aunque sí incluyen el código fuente. Obviamente, no se trata de software libre, pero sí gratuito. Es una licencia que se usa bastante a nivel empresarial.

También te puede interesar:

Techlosofy | Tecnología fácil

Newsletter